13 marzo 2006

El amor, según Galeano

"El diagnóstico y la terapéutica", de Eduardo Galeano (extraído de "El libro de los abrazos", Ed. Siglo XXI)

Este es el texto que leí en la boda de Pau y Miriam. Una pequeña joya:

El amor es una enfermedad de las más jodidas y contagiosas. A los enfermos, cualquiera nos reconoce. Hondas ojeras delatan que jamás dormimos, despabilados noche tras noche por los abrazos, o por la ausencia de los abrazos, y padecemos fiebres devastadoras y sentimos una irresistible necesidad de decir estupideces.

El amor se puede provocar, dejando caer un puñadito de polvo de quereme, como al descuido, en el café o en la sopa o en el trago. Se puede provocar, pero no impedir. No lo impide el agua bendita, ni lo impide el polvo de hostia, tampoco el diente de ajo sirve para nada. El amor es sordo al verbo divino y al conjuro de las brujas. No hay decreto de gobierno que pueda con él, ni pócima capaz de evitarlo, aunque las vivanderas pregonen, en los mercados, infalibles brevajes con garantías y todo.

5 comentarios:

Lakshmi dijo...

Tengo todos los síntomas. Sobre todo el de decir estupideces. No sé si me han echado un puñado de quiéreme en el agua o un saco entero. ¿Pero para qué me envenenan si después me dejan sola con mi amor, sin poderlo entregar?
¿Ocho por ocho por ocho es la locura o un perro?

Wala dijo...

Ocho por ocho por ocho es, sin duda, un perro con muchas patas. Quizá no debas entregar tu amor si la persona a la que va dirigido no sabe qué hacer con él. En caso de emergencia, llama a Johannes, seguro que anda por ahí...

Lakshmi dijo...

XDDD

Anónimo dijo...

A mi este texto me suena de algo... No sé, es como si un gran amigo me lo hubiera leido en un momento muy especial... ;-)

Y me sigue pareciendo una definición estupenda,
y me sigue poniendo los pelos de punta cuando lo recuerdo...

To the Pé.

Wala dijo...

A mí me recuerda a momentos mágicos y felices, intensos, juerguiles, bailongos, literarios, estatutarios, locos y divertidos... ¿Cuándo lo repetimos? ¿Por qué no os volvéis a casar? ¡Esta vez me llevo un bocata a la p. gymkana! :-DD